El país de la mentira.

images (2)

El país de la mentira.

 

          Mientras el ciudadano padece, otros piensan que esta situación de colapso es exageradamente normal, sin argüir que lo crítico se lo lleva el más necesitado. En un país donde no existen razones lógicas para padecer lo que ahora sucede. Motivos simple una ideología que juega con el hambre de la gente, para lograr instaurar dentro de su entorno un sistema utópico que no termina de instalarse. Cohabita el capitalismo y el comunismo, viven los comunistas como capitalistas y los ciudadanos como plaga, que es necesario eliminar al ser humano para que nazca el nuevo sistema, junto a una nueva generación que no tiene piso donde sostenerse; con bases tan poco creíbles y sumamente endebles que no soporta una crisis o cualquier evento natural. Matar a los venezolanos si esa es la meta, podemos afirmar, que  lo están logrando, y pensamos que no hay nada más despreciable que buscar dañar al inocente por simple avaricia personal. Los comunistas han hecho de Venezuela una amalgama de país sin ley, cueva de ladrones y delincuentes de toda índole, supeditando al ciudadano al  padecimiento de todo tipo de penuria, que lo llevan a cree que esto sucede porque no hay manera de resolver, nos han metido en un hoyo donde la única manera de salir es delinquiendo. Sobrevive el más delincuente, los que no poseen esta condición deben hacer colas para comer, ante la incesante persecución de una GNB, que se divierte correteando a los ciudadanos que las hacen. El temor se hizo presente en una sociedad que no sabe y no supo exigir su derecho a la vida, solo esperaba las órdenes del caudillo, cosa que algunos llaman carisma, son tan carismáticos que empujan a la gente por un barranco y la gente los sigue. La falta de educación y manejo de los conceptos esenciales para la sobrevivencia social fueron pervertidos, solapados por el puño malvado de los desalmados. Aprovecharon la nobleza de un país que dio todo por darse la oportunidad, a alguien que prometió bonanza y bienestar en sus primeros días, hemos caído en un circulo vicioso que nos lleva a creer que la ideología del fracaso es una mayoría. Son la mínima representación de lo que queda de estado, trasformaron a las instituciones en golfas que se venden por un salario mensual, los cuerpos de seguridad son una plaga que queda para azotar a los ciudadanos, en cuanto a la protección son ellos ladrones legalizados con armas, que usan a su antojo para oprimir y hacer burlas a quien paga su salario. Se creen fieles al caudillo y no a la sociedad, porque la manipulación ha sido y es la mejor manera de poder mantenerse en el poder, cuando los bolsas son los que manejan el parque de las armas. Ya ni ciudadano podemos decir que somos, pues nuestros derechos sobre el país han sido conculcados por un ejército de mercenarios, que solo ven la felicidad cuanto comente alguna fechoría donde su premio es el hurto continuado. Por esta razón es que permanece este sistema, en su mayoría está compuesto por gente armada y delincuente, que está haciendo y deshaciendo el estado. Mientras el ciudadano padece la falta de todo, el poco que puede disfrutar de su vida, si acaso pudiera decir que disfruta, esta emborrachado y alcoholizado. Sin pensar en un futuro así nos encontramos, sabemos que falta algo por que hace años ya no lo disfrutamos, hasta la caída de la energía es  la aceptación de todos, pensando que no hay otra mejor situación en que podamos vivir. Sé que muchos entienden esta mentira que es Venezuela ahora, donde todo viene mermando hasta la inanición se apodera de nuestros hogares. Nuestro hijo víctimas de las equivocaciones, que no quisimos hacer frente antes del que siguiera su curso por la simple razón de creer que no era necesaria una intervención en ese tiempo, hoy corre el peligro de estarse muriendo por enfermedad y  abulia de un estado que no resuelve lo mínimo de la gente que no le importa. Somos la cobija con que despreciablemente se arropan y si pudieran escupieran sobre nosotros, porque jamás hemos sido parte de este proyecto suicida. Esta mentira en que estamos, nos ha llevado a incurrir en tatos errores, como ese de dejar en manos de gente que no desea otra cosas que este sistema que ahoga al pueblo, un pueblo que no exige lo que desea, tendrá como resultados que otros decidan lo que menos se quiere. Es un derecho el vivir pero también es digno exigirlo.  @DaniVeras69 

Anuncios

One thought on “El país de la mentira.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s