¿Qué clase de ser humano Somos?

images (1)

         Ver como la sociedad venezolana está tomando la justicia por su brazo, convertirnos en unos cavernícolas que lo único que los satisface es devolver el dolor a quienes nos causo algún daño, consecuencia de un estado fallido que no supo, ni sabe que puede hacer con el caos nacional que produjo, menos su legitimo reconocimiento de la voluntad nacional. En consecuencia no tiene un ápice de moral para detener el hampa y la soberbia que ha puesto como ejemplo, que el ciudadano actúa sin límites humanos. Lo que estamos viviendo ahora en nuestro país se debe al resultado de una política destructiva del adversario, que viene asomando un ciudadano convertido en juez de la calle, en vista de que el sistema no es confiable para ejercer la justicia, para controlarse a sí mismo y mucho menos a las personas que cohabitan con los delincuentes,  es un estado demencial, al que no ha podido por falta de palabras o cumplimiento, hacer una sociedad justa y productiva. Más bien llevo al individuo hacer copia fiel de esa venganza propia. Ahora los venezolanos saben como cobrar cada una de las deudas, sean de drogas, asaltos o violaciones. Ya no confía en los tribunales, ni en fiscales, menos en policías o militares, y el caos que viene generando este régimen que va hacerlos victimas del Frankenstein, que por imposición de sordos y ante el clamor de un viraje de 720 Grados que pide a gritos la nación, haciendo de Venezuela un país sin ley. Mientras la dirigencia siga alejada de los verdaderos problemas que confronta el ciudadano de pie, ese que todos los días es atracado con vileza, por el mismos precio inflacionario de los productos que consume, más la vacuna delincuencial que los obliga, pues de lo contrario se ve forzado a no comer o a limitar sus horas de salida de casa para ir el trabajo o de regreso, porque se ha formado una coalición de delincuentes entre los órganos encargados de proteger al individuo y el malandro, el ciudadano  es el que no sabe ¿Quién es más feroz? El delincuente o él policía, el militar o el juez. Que hacen de Venezuela este paraíso donde las más sucias y cochinas intenciones, vienen planeadas desde de la cúpula del mismo régimen corrupto, que hace aguas pero no es suficiente, y no es valiente, ni maduro para dar su brazo a torcer y reconozca su fracaso. Las respuestas que quiere la ciudadanía están llenas de babosas mentiras, las cuales son sacadas del baúl incipiente que significo para ellos el país, el atraso de 18 años que arrastra el mal que juro resolver, cuando puso su pie y su cola en la silla presidencial. Ahora con la cara dura es capaz de afirmar, que el país está en crisis porque el rentismo petrolero  era su mayor mal. Es irreconocible que existan políticos de este tamaño, que tuvieron todo a su favor para lograr levantar una sociedad que vivía como caimán en boca de caño, esperando que el demagogo hiciera su trabajo, no conforme con esta práctica grosera osa multiplicar a la potencia, el hambre sin educación, cero progreso. Creando una especie de parásito que no sabe cómo conseguir su propia comida y tampoco como salir de un régimen que lo tiene pasando hambre, pues no se da cuenta que somos nosotros únicos responsables de que ellos permanezcan en Miraflores y en la Asamblea Nacional. Un ciudadano consciente de lo que desea se revela ante la imposición y la improvisación de políticas adversas que vienen en detrimento de su bienestar. El venezolano de hoy no está viviendo, está buscando sobrevivir entre la mezcolanza de  un político que sigue robando y otro que es incapaz de reconocer, que la célula que forma parte de la sociedad se está muriendo de hambre y de balas. En tanto unos quieren seguir engordando sus cuentas, tomando giros que no resuelven nada, solo perpetúan la agonía, un ciudadano que lo único que desea es poder comer en paz, y así ponerse a pensar en los errores que ha cometido como sociedad, cuando eligió sin pensar a los traidores que juraron defenderían,  en cambio se han convertido en sus peores enemigos, en cuanto ven que se están acabando  las fuerzas, que permitan recomponer al país. Mientras, el individuo que no tuvo culpa de elegir a los ladrones y los mansos, seguirá cargando con lo peor de estos dos, que no son los más aptos en la resolución de sus males. El colombiano seguirá ejerciendo su política de  apartheid, donde solo unos pocos podrán disfrutar de la comida, mientras los otros harán como los cadáveres hambrientos en el infierno, que significa vivir en esta Venezuela.  Muchas gracias. @DaniVeras69.

Anuncios

2 comentarios en “¿Qué clase de ser humano Somos?”

  1. …..muy claro ,por detalle, abarca todo actual y pasado ..pero en presente..asi es la situacion …Los del Poder y los subyugados y ciegos que aun no quieren despertar…eso es lo peor ..la falta de Organizacion como pueblo para SACAR ESTOS DELINCUENTES del poder ES NECESARIa..urge .auxilio..s.o.s……!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s