Latinoamérica Ciega

Latinoamérica ciega.

 

         Con tanta corrupción ante su vista, el espacios latinoamericanos siguen sin poder darse cuenta del mal que se vienen haciendo, cuando calla y no ve que la corrupción es por aquí como el pan nuestro de cada día. Muchos de los que la conforman estas tierras no dilucidan e inconsciente, de que sus espacios son lamidos por el lobo hambriento de la corrupción Latinoamericana. Misma que ha llevado a la destrucción a los países donde se practica, no se puede decir que en mi casa no se vende droga ni hay corrupción, si el vecino que tengo a lado es el que hace negocios conmigo, no me mancha con el dinero que lava. De no creer que parte del dinero producto de la venta de droga,  son limpiados por los propios países cuando permiten grandes inversiones, pensando que lo hacen por lo atractivo que resultan para invertir; el que busca lavar su dinero lo hace donde no hay esa cultura que pregunta, ¿De dónde vienen esas grandes cantidades de dinero?

Qué buena son las inversiones, verán cuando exploten los gigantescos juicios que se avecinan, en los que por fin se demuestren la procedencia de los verdes, se quedaran como estupefactos y metidos en sendos líos, cuando descubramos por fin de dónde sacaron tanto dinero los que vienen del país petrolero. Acá no hay nada que pueda tildar de ciegos voluntarios, porque nadie lo es. Ningún ser humano quiere padecer de la vista, así como lo vienen haciendo muchos que juegan pelota con mafioso de lavado de dólares, Robarse unos cuantos dólares de la administración pública puede ser que te ayude, pero muchos más es la ganancia cuando se invierte en narcotráfico, y como este pequeño llamado de atención no es el descubrimiento del agua tibia, mayores de edad y con amplio sentido de lo que juzga la ley, estarán convencidos de sus actuaciones. Y  no está más decir que el país del Norte puso sus barbas en remojo, al sospechar que esta gran inversión, que se venía haciendo en sus tierras, parece sopesaron que les olían a narcos.

                Que muchos países estudiosos y conocedores de cómo se mueve la guerrilla narcotraficante, son capaces de otorgar pasaportes diplomáticos a sabiendas del gran mal que le hacen a la humanidad, con la simple excusa perentoria y recalcitrante de un odio encarnado hacia los Estados Unidos, que les permiten disfrazar sus mies de actuaciones, que están fuera de la ley, apoyándose en los complejos Latinoamericanos del Yankee Go Home, que tantos males nos a traído. Pero como dicen un amigo, el socialismo es para los disolutos, que creen que sus representantes políticos no les encantan un billete de dólar.  Sigue creyendo Latinoamérica,  sigue pensando en que todo lo que brilla es oro, que la justicia existe solo para el que puede ser descubierto, y que vista las veces en los que los malos salen escapados de la justicia, pronto veras como la globalización termina por tejer las redes y ubicaciones, donde cada uno de los delincuentes guarda sus botines; pudiera ser un caso aislado que se salva, porque algún banquero fue tentado por los narcos y tuvo que guardar silencio por un largo rato, pero entre cielo y tierra no hay nada oculto Latinoamérica. Lo que se hace en esta tierra aquí se paga y mucho más cuando guardamos silencio antes las atrocidades de nuestros hermanos.

                Risas y muchas risas, pudieran dejar salir los que de alguna manera hicieron dinero de la nada a costa de lo nuestro; no piensen que quiero repartir juicios como un ser humano herido, al que le robaron sus sueños, su paz, su vida. Solo deseo exhortarlos a que tengamos cuidado, mucho cuidado, con los testaferros y los misteriosos grandes inversionista sobre todo si son venezolanos, pues les podemos asegurar consientes de que parte de su capital proviene del robo al que se le hizo a mi estado Venezuela. Que no habrá isla misteriosa donde pueden esconderse porque, seria insulto para la humanidad toda, alojar personas de tal calaña, que vendría a ensuciar su economía con dinero procedente del robo a una nación y multiplicado por el narcotráfico. Ya para este tiempo sería un honor poder compartir con el mundo, lo que son capaces de hacer algunos hombres grandes, que movidos por su conciencia, fuera del desenfreno. No teniendo cobardía como lo hizo Simón Bolívar, cuando fue capaz de morir pobre, fuera de su casa, nada más y nada menos que por darles la mano a los latinoamericanos en búsqueda de su libertad.

Anuncios

5 thoughts on “Latinoamérica Ciega

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s