Guerra y Mentira Militar.

Guerra y Mentira Militar.

 

            Nos hemos hecho muchas preguntas correspondiendo a los hechos y palabras que son divulgadas todos los días por los adeptos al régimen, como lo son las benditas guerras y mentiras que se la pasan diciendo toda vez que se les antoja una cadena de radio y televisión. Y concluimos, que tales guerras son el contraste de los resultados que han producido desde que se inician, como lo son las siguientes guerras que siguen repitiendo los personeros iconoclastas del régimen: La guerra económica es un militar robándose la comida que se distribuye a la gente o el mismo amenazante en una cola por un paquete de papel higiénico o café de ½ kilo, y uno que otro decomiso con un escenario tipo novela que se efectuó en alguna parte de la frontera o deposito, con las guías de descarga que administra el estado, las mismas que son requisitos para que se le transporte por todo el país. Válgame Dios y ¿Quien es el que planifica la distribución incipiente de los productos, no es el estado?

De lo que he podido observar es que, los que pueden comprar y adquirir la mercancía que no se ve en los anaqueles, son buhoneros y revendedores, que luego la trafican y la colocan donde les viene en gana, bajo la mirada consentida del estado, porque según el concepto revolucionario. A uno de nosotros (Tracalero y Tramposo) ni con el pétalo de una rosa, mientras más se parezca a un delincuente más revolucionario es. Cuando hablo de que son los militares los que han permitido que esta revolución mafiosa mine todos los espacio económicos y de distribución. Es porque somos testigos de cómo se desvían los cargamentos en plenas alcabalas y desde los centros de acopio, para reventa, que así en tiempos de bombas y disparos de mentira, la escasez inescrupulosa es el orden del día para las familias, que llevando sol  y agua esperan ávidos el mana que solo viene de las manos de un régimen militar y comunista, el mismo que se va por donde vino, entro al acontecer nacional sin saber que iba hacer e igualmente se va, sin saber que dejo para el bien de la gente, que no sea lo que en la calle se ve.

            Claro si hay otra manera mentirosa de ver, pues no conozco otra, de lo que está a la vista no necesita anteojos; entraron destruyendo y de la misma manera se van, con unos cuantos vivos que aprovecharon de robar con ellos, los eternos agradecidos de la evolución y otro que aprovecho la ocasión en medio de la vorágine que causo en 17 años, supo nadar en medio de los tiburones, mantenerse a punta de trampa en perjuicio del estado se hizo de unos reales, aprovechándose de la mentira de un dólar barato, que trajo como resultado que el país entero se comiera su propio pellejo, para luego echarle en cara a la gente que se está viviendo con mucho lujo, y el pendejo creyendo en que somos un país extremadamente consumista y hay que apretar la correa. Cosa  que estamos viviendo hoy que el mentiroso cambio las leyes en todo lo económico, para dar dinero a diestra y siniestra y que el paternal estado lo paga todo.

            Esto es lo que aprende un militar en la academia dos cosas, a ser un adulante y un tracalero del estado, a no razonar, a pensar como si fuera un hijo mantenido por el país, a costa de que siempre es el que carga las armas prestadas de la nación, comete el descaro abusivo de apuntarlas contra el mismo pueblo, que es el que les mantiene donde están y no conformes con ser los que menos le han dado a  la nación, son capaces de apoyar un gobierno, producto de la mala formación militar a que haga con el país lo que ayer y hoy han venido haciendo, destruirlo. No seamos ciegos todos los venezolanos, el país  verdaderamente está destruido, cada discurso ridículo en el que salen utilizando las plataformas del estado para pronunciarse y hasta la misma ropa que visten, son del estado venezolano, las paga el pueblo. Luchemos en contra de los que no trabajan y quieren seguir acabando con lo poco que nos queda, lo que les falta es que se repartan las tierras que quedan, pero eso sí, asuman con entereza militar verdadera, el destrozo que ha causado su nefasta revolución en estos 17 años y nos sacan esos cuadros del peor de los venezolanos que existió, el Atila de la nación. Muchas Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s