Nicolas-Maduro-Tareck-El-Aissami

Tareck El Aissami el 3ero a bordo en “El Cartel de los Soles” aspira gobernar Venezuela ►

Es el tercero a bordo en la estructura de poder Venezuela. Se lo ubica después de Diosdado Cabello con quien, se dice, compite para lograr el control absoluto de todas las estructuras de mando del chavismo y, por supuesto, del país, pues para nadie parece ser un secreto que aspira ocupar la silla de Miraflores.

Y para hacerse del coroto no le falta preparación académica como de organización y política. Ha trabajado consecuentemente en ello, sin que con ello afirmemos la licitud de sus actuaciones.

De acuerdo a un informe de inteligencia colombiano en poder de PanCaliente.info pudimos conocer aspectos de la vida de este hombre no difundidos hasta ahora y que dejan constancia de un individuo que ha trabajado desde hace años por hacerse del poder, no importa cómo, ni los medios que utilice, al parecer lo importante es el fin, el objetivo, pues para nada interesa —al menos a sus ojos y parecer— el procedimiento por medio del cual lo consiga.

Procede una familia de sirios libaneses de clase media acomodada.

Sus padres son una pareja de musulmanes drusos, Zaidan Amin El Aissami El Musfi y May Maddah de El Aissami, que llegó al país desde su nativo Líbano cuando eran muy jóvenes. Para ese entonces fijaron residencia en el Barrio El Carmen de El Vigía, Edo. Mérida. Allí se crio Tareck Zaidan El Aissami Maddah, uno de los cinco hijos de la pareja.

Tiene cuatro hermanos, a saber Haifa El Aissami Maddah, de 41 años; Feras El Aissami Maddah, de 36 años; Amin Obeida El Aissami Maddah, de 31 años; y Maja Madeleine El Aissami Maddah, de 23 años.

Su padre fue determinante en la formación de él y sus hermanos, en quienes el jefe del clan inculcó desde muy temprana edad los valores musulmanes. A su vez se distanciaron del drusismo tradicional que profesa gran cantidad de sus familiares, allá, en Jabal al-Druze, en la provincia siria de As-Suwayda, en la frontera con Jordania. Todos forjados ideológicamente en las doctrinas del islam combativo, socialista y antiisraelí de tendencia panarabista y chií.

En esa tradición Tareck Zaidan El Aissami Maddah ha permanecido firme y así lo demuestra su matrimonio con la sirio-libanesa perteneciente al mismo grupo étnico-social druso, Riada Rudy Aamer Maaz de El Aissami.

Y es que la endogamia es uno de esos valores fundamentales de la zona sirio-libanesa de la que procede la familia El Aissami, para quienes la mezcla de sangre no es permitida.

Por ello el matrimonio mixto de uno de sus hermanos, Amín Obeida, con una cristiana, ha sido mal visto por el clan familiar del que se ha alejado por esta razón.

De tal palo, tal astilla

La influencia de patriarca de la familia es fundamental en Tareck Zaidan El Aissami Maddah como en el resto del clan. Y la formación ideológica y política no escapa de ello.

Desde adolescente en él se hizo sentir la influencia de Zaidan Amin El Aissami El Musfi, conocido en sus escritos como “Carlos Zaidan”. Y es que con esa firma han visto luz numerosos artículos relativos a la defensa de Irak y Saddam Hussein, al igual que de la Yihad islámica, o Guerra Santa de Al Qaeda y los talibanes.

Su tío, Shibli El Aissami fue asistente del Secretario General del partido en Bagdad en tiempos de Saddam Hussein.

Este señor fue un activo dirigente del Partido Baath Árabe Socialista, organización nacionalista de corte socialista y árabe que consolidó su poder en Damasco, Siria, con figuras como Bashar Al-Assad, tanto padre como hijo, y en Bagdad, Irak, a través de exdictador, Saddam Hussein, y el actual líder de la denominada “Resistencia Iraquí”, Izzat Ibrahim Al-Douri.

Por cierto estas últimas, facciones de poder con las que la familia El Aissami y particularmente Tareck Zaidan El Aissami Maddah, mantiene vínculos muy estrechos, sobre todo desde que este consolidó poder político —primero en las estructuras universitarias, y luego en el Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV.

No en balde Tareck Zaidan El Aissami Maddah es tenido como una fuerte ficha de la política árabe en Latinoamérica. Su trato es de tú a tú con los primeros mandatarios de Siria, Líbano, Jordania, Irán e Irak.

Su poder e influencia también se hace sentir, como lo ha podido comprobar PanCaliente.info con los brazos armados de algunos de estos países, a través de los representantes de Hamas y Hezbollah.

Verde oliva

La influencia paterna en Tareck Zaidan El Aissami Maddah fue decisiva para su ingreso al Liceo Militar Jáuregui en La Grita, estado Táchira, del cual egreso con honores en la Promoción Nº 40 en el año 1992.

A esta institución se entregó a cabalidad y lo marcó grandemente, según pudo conocer PanCalente.info.

Buena parte de su entorno y círculos de confianza proceden del Liceo Militar Jáuregui.

De hecho, muchos exintegrantes o “hermanos jaureguistas” se han visto beneficiados, bien con negocios o puestos públicos, de su relación con Tareck Zaidan El Aissami Maddah.

Integraron, entre otros, la referida 40° promoción del Liceo Militar Jáuregui: 1) Tareck El Aissami, 2) Luis A. Arcila Ipus, 3) Ángel J. Chacón R, 4) Félix José Bencomo Fernández, 5) Edgar Méndez Mora, 6) Abou Asi Mezin A, 7) Hawer Carrero, 8) Martha Contreras Velandia, 9) Antonio González Larez, 10) Nelson Rafael Viamonte V, 11) José Luis Viegas Aldana, 12) Amílcar Tapia, 13) Jonny Gonzalo Ruiz Rubio, 14) Raúl Sandoval, 15) Nelson Andrés Bautista Serrano, 16) Ezequiel Díaz, 17) Saúl Eduardo Medina, 18) Hugo José Ferrer, 19) Víctor Hugo Martínez Espinoza, 20) Odín Ostos, 21) Miguel Cárdenas, 22) Víctor olivo, 23) Claudia Jiménez Mora, 24) Liosnel Díaz, 25) Miguel Fernández, 26) Guillermo Prieto Ochoa, 27) Rocío Finlay, 28) Carlos Subero, 29) Julio César Duque Rojas, 30) Miguel Andrés Chacín, 31) Brandt Cheli Vesga, 32) Nélida Araujo Reaño, 33) Manuel Alfredo Suárez Rincón, 34) Alexis Sánchez, 35) Ciro Franco, 36) Carlos Méndez, 37) Randy Mora, 38) Pedro Roa, 39) Alberto Méndez, 40) José Manuel Faría Socorro, 41) Raed Charrouf, 42) Marcos Zambrano, 43) Alejandro Suárez Rincón.

Su hechura universitaria y política

No se puede negar que Tareck Zaidan El Aissami Maddah le pone corazón a los asuntos que emprende.

Así lo demuestra el haber egresado mención magna cum laude como Abogado de la Universidad de Los Andes, ULA, donde posteriormente se especializó en Derecho Penal y Criminal.

Allí, en las aulas universitarias adquiere la formación y el conocimiento que le permitirá ascender vertiginosamente, tanto en lo personal como en la política. En ese recinto da sus primeros pasos, pero con firmeza y envergadura.

Allí conoce a alguien determinante para su formación y su futuro: El para entonces profesor y a la sazón, hermano del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Adán Chávez Frías.

De él y del también catedrático, Mario Antonio Cobos Peralta, obtendrá el bagaje y la pulitura en las lides políticas. Son ellos, pues, sus maestros —lástima la mala formación en lo que a valores y moral se refiere—, pero él también para ellos se constituye en el hombre en quien proyectan sus aspiraciones y ambiciones detrás de bastidores.

Ellos, pues, en criollo, se cobran y se dan el vuelto.

En la universidad Tareck Zaidan El Aissami Maddah se incorpora a las filas del “Movimiento Estudiantil Utopía 78” y logra alcanzar la presidencia del Centro de Estudiantes de Derecho y luego de la Federación de Centros de Estudiantes.

Estaba Tareck Zaidan El Aissami Maddah demostrando lo aprendido, su capacidad de organización y política. En este sentido, refiere que su paso por el Liceo Militar Jáuregui le permitió sortear los obstáculos y persistir en sus objetivos.

Él y los suyos

Indagando aquí y allá, se pudo conocer que también en esa época Tareck Zaidan El Aissami Maddah comenzó a conformar su círculo más próximo, su entorno, su red.

Allí comenzará a tejer sus alianzas en los político, eso sí, siempre bajo la egida de Adán Chávez y Mario Antonio Cobos Peralta.

Y allí también se convirtió en un radical.

Allí se afianzó en sus convicciones ideológicas.

Hay una anécdota que refiere que el profesor Peralta le remitió un correo electrónico que pudo conocerse después y en el que le advierte a Tareck Zaidan El Aissami Maddah que “no hay que ser honesto, también hay que parecerlo” (sic). Un error que trasluce la cruel realidad, no lo era, no lo es y tampoco lo pareció ni lo parece.

Las palabras del profesor venían a cuento por una operación política destinada a armar una campaña contra el médico cirujano y presidente del Parlamento Amazónico, Eddy Gómez. Daba sus primeros pasos —o por lo menos de los que se tenga evidencia— en la guerra sucia.

Todo se vale con tal y lograr el objetivo que se persigue.

Su impericia para aquellos tiempos hizo que se filtraran informaciones sobre su accionar.

Salió a la luz la presencia de cuadros y miembros de la guerrilla colombiana y grupos de irregulares venezolanos en los claustros universitarios de la ULA amparados por Tareck Zaidan El Aissami Maddah y su entonces compañero y camarada, Hugo Cabezas —el mismo que después ocupó la dirección de la Onidex-Saime y ahora es gobernador del estado Trujillo.

Los irregulares recibían de El Aissami y Cabezas, no solamente un techo donde vivir, sino también documentación, falsa en algunos casos pero también legal en otros. Una experiencia que seguramente les fue de mucha utilidad después, a su paso por el Ministerio del Interior y la oficina de identificación.

Conoció PanCaliente.info que también Tareck Zaidan El Aissami Maddah logró la reubicación de los irregulares en misiones en las zonas de influencia en las que daba sus primeros pasos.

Una figura importante en este sentido será Orlando de Jesús Albornoz Guaicara, también conocido como Orly Albornoz, quien se desempeñó igualmente en el Ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas. Junto a este trabajó Samuel Rivas Rivas, un familiar del Director del SAIME, Dante Rivas.

Estas personas son señaladas por las autoridades de inteligencia colombiana como proveedores de documentos a integrantes de las estructuras armadas irregulares de Venezuela y de la nación neogranadina, así como también en el Medio Oriente. De estas acciones se beneficiaron del mismo modo, narcotraficantes y agentes de inteligencia e internacionalistas bolivarianos.

El negocio

Ya la falta de escrúpulos revelaba que el interés de Tareck Zaidan El Aissami Maddah no podía ser únicamente ideológico.

PanCaliente.info se encontró con que agentes de inteligencia colombianas, americanas y argentinas, manejaban información sobre la venta de planchas de papel para la impresión de Cedulas de Identidades venezolanas. El precio de dichas láminas era de 10 mil dólares el paquete de a 50 de estas láminas, las cuales iban acompañadas de la base de datos que permitiría llevar a cabo la operación de clonado de los documentos de identidad.

El enlace de las negociaciones habría sido Albert Noguera, un venezolano exfuncionario de la ONIDEX que vivía en la Parroquia 23 de Enero donde tenía una base de operaciones que respondía a las directrices del propio Hugo Cabezas, quien igualmente proporcionaba identidades a narcotraficantes peruanos, paraguayos y colombianos. Los pasaportes no biométricos tenían un costo que rondaba para entonces los 7 mil bolívares fuertes, o más, si el caso requería de más refinamiento.

Vale la pena destacar que Noguera fue detenido en varias oportunidades por el SEBIN portando los documentos de las negociaciones que, no en pocos casos eran destinados al camuflaje de narcotraficantes peruanos.

Sin embargo y por obra y gracia de la providencia, en todas las ocasiones, bastaban unas pocas horas para que Noguera tomara nuevamente las calles sin ningún problema.

A narcotraficantes, pero también a terroristas

De los tiempos de la ULA se dice que vienen las relaciones de Tareck Zaidan El Aissami Maddah con el terrorismo islámico.

Se rumora que proporcionaba documentos de identidad a integrantes de la organización terrorista libanesa chiita Hezbollah.

Pero de esto no hay pruebas que lo sustenten, aunque ahora sí es posible probar, de manera general, que para entonces se valía de su padre, Zaidan El Aissami, para contactar a miembros de la resistencia y de grupos insurgentes del Medio Oriente.

Con ellos se habrían concretado y afianzado las relaciones en 2002, cuando ya Tareck Zaidan El Aissami Maddah tenía más autonomía, independencia y una estructura organizativa propia.

En el gobierno de Hugo Chávez cuando se intensificaron las relaciones con Mohamed Khatami y Mahmoud Ahmadinejad y también las relaciones comerciales entre Venezuela e Irán, siempre el nombre de Tareck Zaidan El Aissami Maddah y sus contactos, sale a relucir. Ni hablar de las conexiones entre Pdvsa-Banco de Andorra-Irán, de los millones de dólares desaparecidos de las cuentas oficiales, los vuelos misteriosos de Conviasa (Caracas-Damasco-Teherán), así como la dotación de pasaportes venezolanos a iraníes, los cuales han sido detectados cuando intentaban ingresar a Estados Unidos por México y Canadá. En estos casos, la figura de Tarek El Aissami volvía a hacer aparición al figurar como coordinador de estas acciones.

Escalando en el PSUV

Pero los señalamientos, acusaciones y denuncias surgidas en torno a la figura de Tareck Zaidan El Aissami Maddah no han tenido éxito por cuanto también su poder se ha hecho inmensamente grande.

En el seno del Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV, también ha sido meteórico su ascenso.

Ni hablar del poder conquistado a su paso por las distintas instancias de gobierno por las que ha pasado y que tienen su máxima expresión en el estado Aragua que hoy gobierna y del cual es amo y señor.

Tareck Zaidan El Aissami Maddah es cauteloso, no da pasos en falso.

Estudia, analiza minuciosamente el terreno y solamente entonces actúa.

Fue la perseverancia, la disciplina adquirida en tiempos del Liceo Militar Jáuregui, la que le enseñó a ir paso a paso, pero firme. Así conquistó la primera magistratura aragüeña en 2012.

Ya previamente en 2005 se había hecho de la diputación en la Asamblea Nacional por el estado Mérida al lograr el 97 por ciento de los votos. Un cargo que dejó dos años más tarde cuando Hugo Chávez lo requirió para ocupar el Viceministerio de Seguridad Ciudadana, del que saldrá un año y medio después, en 2007, para desempeñarse como ministro del Poder Popular para las Relaciones Interiores y Justicia.

Como puede apreciarse, el trabajo de Tareck Zaidan El Aissami Maddah ha sido persistente.

Cada posición le ha permitido afianzarse, consolidarse.

Ahora, como se ha podido conocer Tareck Zaidan El Aissami Maddah trabaja cual hormiga para construir la base que él estima lo llevará a ocupar la primera magistratura nacional, allí, en la casa de Misia Jacinta, en la codiciada silla de Miraflores.

Fuente Original: http://pancaliente.info/tareck-el-aissami-un-chavista-que-le-guina-el-ojo-al-terrorismo-islamico-y-aspira-gobernar-venezuela/

1 comentario en “Tareck El Aissami el 3ero a bordo en “El Cartel de los Soles” aspira gobernar Venezuela ►”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s