Observatorio Politológico: Comprendiendo la Resistencia Política en Venezuela ►

La Resistencia Política, debe ser entendida como la actitud política individual, reflexiva producto de la racionalidad del ciudadano venezolano amante y defensor de la democracia, la Resistencia Política se origina en la interpretación que hace el hombre sustentador del poder originario, es decir, el hombre político que rechaza, se le prive de sus derechos y que se enfrenta a la violación que pueda hacer cualquier otro hombre o institución.

Se puede afirmar que es un acto bravío, de bravura, que es telúrico, por cuanto entiende sus derechos como los fundamentos esenciales que imprimen dinamismo y direccionalidad a su vida política. La Resistencia Política en consecuencia es una virtud política, es un valor que lo será en tanto y cuanto el hombre político empleando su “logos” lo ponga al servicio de la defensa de sus derechos y de cuanto cree por convicción le corresponde y es atinente en el sistema constitucional y democrático en el cual vive.

La Resistencia Política es en consecuencia una manera de vivir frente al fraude, es una reacción, mas que una acción ante la injusticia, es una invitación a la dignidad y termina siendo la suma de múltiples voluntades dispuestas al sacrificio por la libertad, por la democracia y por todos aquellos valores que constituyen el gentilicio de la sociedad venezolana.

La Resistencia Política invoca a la libertad, invoca al sacrificio, a la organización, al trabajo en equipo, a la persistencia, al calculo del riesgo, para que todas estas acciones hagan posible la reconsideración a las que están obligadas las instituciones, los organismos y aquellos venezolanos que pudieran diferir de la decisión del 15 de agosto del Referéndum Revocatorio. La Resistencia Política es una obligación ciudadana, que abarca a todo hombre o mujer que comprenda que la democracia solo es posible frente a conductas delincuenciales políticas, con actos racionales que pudieran inclusive inducir al sacrificio.

La Resistencia Política al ser un acto valiente, no debe ser vista ni como temeraria, ni como violenta, debe ser entendida como un acto racional, de acción progresiva, hasta alcanzar el objeto de detener la privación de la cual es objeto el ciudadano, en este caso por parte de un Consejo Nacional Electoral delincuente y fraudulento.

La Resistencia Política es entonces por su racionalidad, un acto estructural y su estructuración impone construcciones de grupos de ideas que van de lo simple a lo complejo, en lo practico se inicia en las asambleas de ciudadanos, continúan hacia la concentración, se desarrolla hacia la manifestación y pudiera terminar en el Golpe de Calle.

La estructuración obliga entonces a la organización, organización que significa ser dueños de una gran tolerancia, de un gran sentido de flexibilidad, sin que se obvie la necesaria disciplina, para que se puedan prever logros en tiempos y con impacto suficientemente definidos.

La estructura de la Resistencia se aproxima a las acciones políticas, que como reacciones deberán tener una planificación centralizada y una realización descentralizada con lo cual nos obligamos a accionar como redes. Van de lo simple a lo complejo, de lo simple a lo complejo significa, que van ensayando en atención al “marco general” decidido como resistencia local, estadal o regional hasta alcanzar sus objetivos en la escala nacional.

La Resistencia Política es trabajo político, coherente y cohesionado que con un discurso político transparente imanta las voluntades de cada ciudadano para hacer posible que un gobierno de instituciones fraudulentas, comprenda que hay un cuerpo en actitud de reclamo, de los que estiman son sus legítimos derechos, los cuales han sido privados.
La Resistencia tiene que privilegiar el discurso, es decir, la guía filosófico – política que soporta las acciones políticas de la Resistencia. En nuestro caso, se hablará de la democracia y del derecho constitucional, frente a instituciones y a un gobierno forajido que valiéndose de la cooptación, del dolo, de la corrupción y del cohecho, pretende bloquear la participación ciudadana. En la Resistencia la participación pasa de espectador, a transición a contendiente y es aquí donde la Resistencia adquiere verdadero sentido, por cuanto llama al compromiso, al sacrificio, a la entrega por parte del ciudadano para poder reconquistar la democracia.

La Resistencia Política puede considerarse entonces, como la vía de participación expedita operando en redes, apoyada por organizaciones políticas que obedecen como fin único a la reconquista de la democracia. Esa reconquista habla de una condición suprapartido, que ha venido configurándose en Venezuela desde la década de los 90, que pasa por el trauma del golpe de Estado del 92 y alcanza su máxima expresión el 11 de abril del año 2002.

No es exactamente la eliminación del partido, es simplemente, el orillar al partido político, como consecuencia del fracaso de la partidocracia, de los representantes de la Partidocracia, de la gran deuda social de la partidocracia hacia Venezuela y de la carencia de ética de quienes les correspondió el periodo de gobierno entre 1968 y 1999. De 1999 en adelante, no hubo partido, ha habido masas sociales, manifestaciones multitudinarias y foquismo de violencia por parte del gobierno, con lo cual queda establecido por la valiente conducta del venezolano en masa que el ciudadano común y de a pie esta frente a nuevos intereses, frente a nuevas vías de vinculación y exigiendo un nuevo concepto de seguridad para impedir que Venezuela caiga en ello que se conoce hoy por hoy como el desconcierto político.

La Resistencia Política llama entonces a la ética del ciudadano, es decir, a la manifestación de una forma de vida ante y para la democracia. Esto obliga a que se respete el estado de Derecho. A que el estado Nación cobije a todos los venezolanos, a que no haya lucha de clases, a que se respete la manera de ser del venezolano, pero sobre todo a bloquear las intenciones del autoritarismo en nombre de un bolivarianismo demencial que en nada se corresponde a la postura de Simón Bolívar en la que daba especial valor “ al espacio geopolítico” y reconoce la historia y las ciencias sociales como bolivarianismo.


Simón Bolívar jamás planteo que el bolivarianismo fuese una teoría para el sistema político de la gran Colombia no, Simón Bolívar afirmo que la Gran Colombia se daría el gobierno libre y autónomo que dispusieran sus ciudadanos, Simón Bolívar no fue un Caudillo, Simón Bolívar fue un estadista como lo demuestra en la Carta de Jamaica como lo demuestra en la Constitución de Angostura y como lo demuestra su concepción Espacial al entender a la América Latina como una nación que enfrentara al gigante del Norte.

La Resistencia es pues conocimiento histórico y politologico para impedir que un grupo anacrónico y forajido nos pretenda conducir a un futuro incierto lejos de nuestra historia, por lo tanto anacrónico en donde se nos intenta domesticar y controlar en contra de los grandes desplazamientos que hoy afectan al mundo y en donde Venezuela posee las mejores capacidades para tomar ventajas relativas y emerger como una mediana potencia. Para ello, es necesario la democracia y para alcanzar la democracia los ciudadanos venezolanos hoy estamos obligados a la resistencia Política.

La Resistencia Política históricamente ha parecido en Venezuela frente a las dictaduras, de ella pueden dar razón lideres veteranos de los partidos políticos tradicionales quienes en su momento decidieron que la Resistencia Política era la vía conveniente para reconquistar la libertad. El fraude electoral nos impone hoy, retomar la Resistencia Política, entenderla como una actitud reflexiva, como una red nacional que tiene conexión con lo internacional que tanto importa en el desempeño de las ecuaciones políticas de los pueblos.

Esta Resistencia Política será mucho mejor y más consiente por cuanto encuentra dos grandes factores que la hacen factible y realizable: la mujer, preocupada por lo político y la política en Venezuela y el surgimiento de líderes emergentes.

VENEZUELA-POLITICS-CHAVEZ-HEALTH-OPPOSITION

La mujer es signo de resistencia de heroísmo, de tenacidad y de compromiso y durante los últimos dos años la mujer ha hecho posible que se le identifique ante al opinión publica venezolana en sus grandes y elocuentes realizaciones. La mujer ha conocido el riesgo, ha enfrentado la fuerza, se ha consagrado en la violencia y ha terminado por entender que la democracia participativa engañosa del actual régimen intenta imponernos una chaqueta de fuerza empleando modos de vida contrarios a lo que la mujer como madre, esposa, compañera y ser bello se opone diametralmente.

Junto a la mujer ha surgido el líder emergente, vale decir hombres y mujeres cultas, genuinas tan bien comprometidos que se han acercado al conocimiento de las ciencias políticas para que les sirva como instrumento para la resolución de los problemas de la respublica. Para estos hombres y mujeres capacitados la Resistencia Política no será otra cosa mas que una capacidad en donde ciudadanos llenos de ética y de amor podrán construir, organizando, estructurándose y accionando el camino que demanda actualmente la republica para estimular las masa de ciudadanos y reconquista con el derecho político la libertad que Venezuela se merece.

Reacciones Políticas de la Resistencia
La Resistencia Política es una reacción ciudadana. Reacción que dibujará su fuerza, que mostrara su motivo y que con la direccionalidad explicar la intencionalidad que no es otra mas que luchar frente al despojo de un acto político sagrado, cual es el voto.

La Resistencia tiene un arco de reacciones que comienza en la participación, pasa por la participación racional organizada, continua hacia la participación contendiente de la masa y alcanza el Golpe de Calle, el Golpe de Calle es la maduración plena basada en fundamentos juridicos, en principios constitucionales, con soporte de la mayoría que con un grupo fecha hora imposible de predecir pero cierto en el desconcierto en el cual vivimos aparta el miedo, la desconfianza y apunta hacia el porvenir, el porvenir no es otra cosa mas que los motores del cambio de una gran complejidad posible caos que harán posible retomar la democracia.

No se trata de un horizonte desesperanzado, se trata de comprender que la crisis como época obscura que vive Venezuela requiere de sus mejores intelectos, de sus mejores hombre y mujeres para que reenciendan la lucha política e impidan la dictadura sustentada por ahora en la triquiñuela, en el engaño y en la militarización que ha venido haciendo el régimen para crear tal grado de “Desconcierto” que terminen por impedirnos construir la sociedad del mañana.

Texto extraido de: El SHOCK del Fraude y la Resistencia Política como vía para la Democracia.

Students shout slogans during a protest

Fuente Original: Centro de Estudios de Política Proyectiva CEPPRO
Observatorio Politológico
Análisis del Contexto Político Venezolano
http://www.ceppro.org
Este trabajo es propiedad de la Cátedra Simón Bolívar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s