Muchos tropiezos que dan a que pensar.

           El deterioro económico del país continúa, como continua la clara intención de no hacer nada para evitar su caída de parte de quien usurpa las funciones, que no está dispuesto a entregar en lo que dejo de país y menos arreglarlo. El comunismo destructivo que implemento el muerto, diseñado especialmente desde la Isla, nos retrotrae a los tiempos coloniales donde la supervivencia de los venezolanos contra los invasores  era una cuestión de vida o muerte; así lo vemos si nosotros no hacemos nada para sobrevivir la revolución nos mata,  y ese punto tan importante de que tenemos que salvar nuestra vida, porque lo único que se puede ver es el desierto que viene dejando la revolución en cada lugar por donde pasa, cadáveres y huesos, desnutrición y analfabetismo, porque hay que ser muy analfabestia, para seguir creyendo en un proyecto que tuvo sus años para mostrar que podía servir para algo y no lo hizo porque no le dio la gana, tuvo dinero apoyo y sobre todo holgura para decidir con una asamblea nacional a su favor. Este año si están dispuestos a enrumbar el país, momento más difícil en que la escasez, el hambre, la delincuencia y la falta de divisa, la poca inversión en el sector petrolero y las empresas básicas, los hospitales por el suelo, el narcotráfico, las familias destruidas. ¿Entonces como recomponer una sociedad que el mismo que gobierna ahora, fue el causante de los desmanes?

        El primer paso para que se produzca un cambio en la sociedad, es dirigirla con viraje profundo de conciencia nacional, donde todos organismos del estado funcionen y los ciudadanos, con lo poco que se tenga en aras de una reconciliación nacional en todos los espacios, sin presos por pensar, que seamos un país que quieran cada una de sus habitantes, no como lo que ahora pasa, que el defalco y la corrupción parecen que nos son problemas de los venezolanos que ocupan los cargos, los responsables de ejercer función contralora, están de espaldas a ella. Vamos todos los venezolanos a construir de nuevo al país, que un llamado a la unión por parte de ciudadanos que les duele el deterioro de la sociedad venezolana, suene hueco, vació.  Si no somos capaces de enfrentar nuestros propios problemas y conseguirles la solución, jamás esperemos un futuro prospero junto a nuestros hijos, lo que hagamos hoy será el fruto de nuestro mañana, nadie quiere vivir como estamos haciendo hoy.

         Es una sociedad que se auto destruye y lacera a el estado, que no produce ni  trabaja por su bien, solo mendiga, no exigen que mejoren las condiciones de por lo menos mantener la vida,  que  no sustituye a el funcionario enquistado, culpable de la debacle de la nación. En cuando le premia manteniéndolo en el cargo otros años más,  el costo de acabar con su propia vida, es intolerante con sus paisanos que le dicen que no estamos viviendo bien, que vemos que nada está yendo por el buen camino de la construcción del progreso, solo vemos inversiones fallidas de plazas y camineras, como si caminando o celebrando alguna fecha patria o traslado a el panteón, con eso no se  come.

        No deseamos seguir viviendo esto y el que lo celebre no está bien de la cabeza, que piense que esto va muy bueno, no hermanos cada hora que pasa es un regalo a la costumbre  comunista, cada minuto es un dejar de hacer por nuestro bienestar, cuando pasa el tiempo en esas diferentes colas, es el mayor acto conformista que puede  hacerse una sociedad, que respete su dignidad y valore su trabajo, todas vez que aceptamos las imposiciones comunistas, con los números marcados o entregando la cédula, estamos aceptando la humillación de rodillas, que los culpables del robo a la nación nos supediten a la falta de dinero e inversión, que jamás quisieron hacer, porque prefirieron robárselo; fuera sido mejor vivir en un comunismo verdadero y no en este amalgama de estado narcotraficante y ladrón, que luego de hacer con los ciudadanos lo que les vino en gana, a falta de dinero lo someten con las armas a las penurias causadas por ellos mismos, no conformes con empujarnos al abismo, se quieren reelegir como diputados a manos de un concejo supremo electoral netamente chavista.  No vale estos dirigentes de hoy, les corre aceite de motor por las venas y no sangre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s