Venezolanos Mercenarios.

               El régimen ha desembolsado mucho dinero para callar voces y conciencias. Ha convertido en un negocio para algunos venezolanos comprando la fidelidad y apoyo de lo que no sirve. Con convencimiento de hechos podemos afirmar que convirtió a la nación en un antro de mercenarios. Donde el ciudadano común ha tenido que adaptarse a las circunstancias que les ofrece el sistema, el venezolanos busca la solución más inmediata a sus necesidades de dinero, así sea que lo lleven a pasear o a repartir palos y piedras por unos cuantos Bolívares. El juez y el Fiscal han tenido que cobrar para poder guardar silencio, el Policía o  el GNB han tenido que exponer sus carreras ofreciendo apoyo, por bonos y compensaciones. Los militares es a los que menos les cuesta asomar su intención, porque solo con mantenerse allí callado y sin amotinamientos, es suficiente para que su sueldo sea hasta mejor al de un maestro. En verdad por repartir palos y piedras desde una esquina y gozando con la protección de oficiales de seguridad, se convierte en un trabajo en estos tiempos en que la revolución, lo único que reparte a la sociedad son patadas y coñazos. Léase bien, el que no tenga trabajo hoy con este régimen, mi consejo vaya por los lados de Miraflores que están pagando por tirar piedras y disparar balas sin esconder la mano, porque si te agarran con la mano levantada tendrás tu premio y no castigo.

                Véanse los que están sin trabajo  en el espejo de muchos jueces, fiscales y personeros del gobierno como gozan de privilegios con tan solo ofrecer apoyo a esta destructiva revolución universal; que se le ocurrió a un mediocre con plata ajena y fue apoyado por  pensadores de talla mundial, victimas de la irresponsabilidad consigo mismos que aplaudieron a grandes voces el fracaso de una sociedad que no trabaja, ni crea. Acaban lo existente para después  solazarse en la ruina de los pueblos. Los pensadores socialistas mundiales que a esta hora ven como Venezuela se ha transformado en menos de 3 décadas en un país hambriento y miserable, producto del desinflado socialismo-comunista, estarán no sabemos si disfrutando de esta vil  traición, que se le hizo al pueblo Venezuela. Ese es el verdadero sistema, que acaba con un país rico y prospero, ni siquiera con todos los dineros del mundo, es un ejemplo para la humanidad, que no se puede vivir en el socialismo-comunista.

                Ahora bien, todos los que se tomaron fotos y lamieron la sangre de los Venezolanos muertos y encarcelado, torturados, por este sistema están en un petrificado silencio y mantienen su apoyo, a lo que estadísticamente nos muestra, que la curva decadente y de pobreza  en nuestro país está mostrando los resultados de un nefasto proyecto; que acaba con sus semejantes, con la idea de destruir a los ricos para empoderar a los pobres; luego de hecho como ocurrió en Venezuela, usar la pobreza que creó para domesticar y doblarle el brazo a la sociedad que le gritaba ¡ Así es que se gobierna!  Un escritor nacido de las verdaderas letras, quiero decir los autodidactas que aprenden los pensamientos y dan justo criterio a sus conclusiones; deberían condenar la opresión y la cárcel de quienes son seres humanos, como todos con derechos y valores. Somos el fruto de esa humanidad que nos enseña a preservar la vida de nuestros semejantes y a poder diferenciar de cuando se hace un mal y cuando un bien. No confundamos a la gente con este bodrio comunistas, ya esta bueno.

Admitamos que lo que no genera beneficio a esa mayoría pobre y los condena a vivir en una eterna cola no sirve, que fue bueno que aceleraran la revolución para que la gente despertara del largo sueño que le tenía asegurado en pocas cantidades administrado, el remedio diabólico que el muerto venia dando en sus justas cantidades. Recordemos que la costumbre no nos deja ver cuando estamos siendo tratados como esclavos y cuando como seres humanos con derechos y dignidad. Si un sistema tan duro como este que obligo a la mendicidad no trajo prosperidad, hay que concluir con la verdadera razón, que debemos cambiarlo. Así haya puesto sus gendarmes en todos los espacios donde se regenera el orden de la nación. Llegó el momento ilustrado para la sociedad donde se impone el razonamiento y se mata a la ignorancia, que nos limita a un espacio confinado de la Nación y nos ofrece solo inanición para el futuro que nos espera.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s