El Vendedor de Humo

          Hace años en mis viajes por el mundo llegue a conocer a un virtuoso mago, que le llamaba el Vendedor de Humo. Entonces en mi curiosidad por llegar  a saber de por qué la gente lo perseguía como que si él fuera el poseedor del genio de la lámpara. Una vez me dijeron que estaba cerca de la alcoba donde me hospedaba y decidí, vista los comentarios que he escuchado de él salí a su encuentro. Quería convencerme a mí mismo de todo lo que de él se decía. Que tenía la piedra filosofal de todas las respuestas y que podía predecir el futuro, como si en fuera un Oráculo  antiguo. Me propuse conocerlo, esa tarde, paso por entre los vendedores y me dijeron que lo seguía mucha gente.

Esto me pareció más interesante y sentí la inquietud, en vista de que paso en pasos muy acelerado  y no tuve la oportunidad de conocerle. Presto me dije, tendré que ir tras él, si él tiene todas las respuestas que dicen que tiene para calmar los espíritus que andan penando sin respuestas; aunque no me considero uno de ellos. Lo único que desea mi pensamiento es desenmascarar con unos pequeños trucos que he aprendido en la vida, de cómo descubrir a un embustero. Me vine calentando y  haciendo memoria de todo lo que he aprendido en mis años de recorrer el mundo. Como tengo enumeradas la sentencia que hacen que el embustero se desboque hacia el suelo, en mi criterio comencé a enumerarlas para que no se me olvidara. Un mentiroso emplea palabras melosas cuando quiere conseguir algo, siempre evade la confrontación, la confrontación de ideas no es confrontación bestial cuerpo a cuerpo, es la demostración cruda y racional de sus afirmaciones, poniendo como máxima la perpetuidad menos dañina para la especie humana.

El mentiroso vende formulas que no son aplicables en la realidad; como cuando hablamos de teorías socialistas, progresistas o comunistas, que solo son la continuidad ociosa de galimatías conceptual en  la relación humana, esa de la que eres necesario para que yo exista. Un mentiroso no desea que el individuo que lo sigue sea autónomo de él, es necesario que los individuos siempre lo estén necesitando; por eso jamás él usas como forma de superación la creación de herramientas que empujen al individuo a pensar por el mismo, de una forma individual. Que la sociedad se maneje por sí sola. El mentiroso en su oscurantismo inexplicable hasta por el mismo, repite sin saber que la formula da resultados, la necesita para exacerbar el ánimo patrio.

Un mentiroso siempre desea que la disciplina funcione en torno a él, los individuos deben estar enmarcados en un pensamiento senil que siempre le ha dado resultados, en cuanto a la captación de miradas u otras cosas. El detesta a los indisciplinados, para el mentiroso solo es digno de sentarse a su mesa los seres que besas sus pies, los que no están autorizados a expresarse y pueden guardar en silencio sus pensamientos.

                Para el embustero la franela de un solo color es sumamente importante, pues mete en un saco del mismo color a los que le siguen, son como una corriente de agua que solo produce alabanzas para él. Su mayor promesa es que cuando el este en la buena, todos estarán, aunque siempre a través del tiempo y la historia quedó comprobado que, no miran por el espejo retrovisor.

Un mentiroso siempre busca confundir, no habla en lenguaje transparente, sabiendo del desconocimiento, no ignora las nuevas formulas de captación de masas, las utiliza para ofrece torres que no está dispuesto a construir, castillos que jamás en su vida se harían realidad, y menos que el donaría una gota de su sudor para hacerlo.  Por esto y otras cosas más, no creo en Vendedores de humo que no saben a dónde van a estar dentro de unos cinco años. Lo único que garantiza que los pueblos vayan hacia adelante, no es la promesa de un político, es la esperanza ansiada de una robusta educación que le perdure en sus días mientras viva en este mundo.

                En vista de que ya había repetido con constancia mis teorías, me dirigí en busca del vendedor de humo. Camine tras el grupo que lo seguía y me costó alcanzarlo, al llegar donde él estaba reposando bajo techo, en un casa donde le ofrecieron comida, las demás gente estaba afuera llevando sol. Me fui colando entre  la multitud hasta llegar unos metros de donde estaba. Le pregunte a un Sr. que fungía como guarda espaldas, le pregunte que si el vendedor de humo o mago, me podía entender. -El me dijo para que el Vendedor de humo te conceda una entrevista debes pagar una cota  mínima de derecho a palabra. ¿Y cuanto, le pregunte? Bueno son 2000 pesos en efectivo, que son utilizados por él en su recorrido, en gastos de comida y alojamiento. Dije entre mi antes de contestarle, cónchale me dije, la verdad es que ese trabajito de vendedor de humo parece bueno, comes de los demás, te atienden como un a un faquir, no gasta el dinero de la colaboración pues te quedas en las casa de los adulantes, y te dan la comida. Lo demás lo guardas. Está bien señor le dares los 2000 pesos, pero dígale a él que solo le haré una pregunta.

Está bien me contesto el Sr. Entrégueme el dinero y pase usted. Bueno le entregue los pesos y fui hasta donde el vendedor de humo estaba. Solo le haré una sola pregunta ¿Porqué usted, le habla a la gente de sacrificios y que la culpa de sus  fracasos es él mismo, si usted mirándolo bien vive como un Rey? El vendedor de humo al ver mi pregunta, capcioso me hizo sacar del recinto diciendo, que era el tipo de persona más desconfiada e inconforme que él había conocido. Que me apartara, que necesitaba gente que lo siguiera no personas que le cuestionaran. Como salí casi pateado por todos los que lo seguían, me retire al lugar de donde estaba alojado diciéndome. ¿Por qué será?  Que los hombres en masas no se pregunta nunca, de ¿porque el vendedor de humo siendo un servidor público, viven en condiciones mejores que las de ellos? Me fui a mi alcoba a dormir convencido de que, muchas cabezas nunca tendrán la razón. Reconozco a los embusteros con sus melindres. El falso siempre promete lo que no puede cumplir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s