No son saqueos, es un experimento revolucionario.

        saqueoportada        En Venezuela se ha observado paulatinamente una marea de gente que ataca despiadadamente los comercios en busca de comida, le llamamos hambre. Muchos de los pertenecientes a este cuerpo de agua fueron chavistas, ciegos, que confiaron extremadamente en el gobierno, que les dio de comer por mucho tiempo, sin tomar la previsión en el futuro, ni haciéndose críticos de los desastres que viniera haciendo durante su paso rasante por la presidencia. Se deslizo como nieve y al mismo instante se seco desapareciendo, dejando una estela de mucho dolor, a lo lejos y de muy cerca se ve el vacío que dejo el eterno comandante, sobre todo en los anaqueles de los supermercados, una guerra económica muy fuerte que no ha dejado trabajar al régimen, que ha luchado con todo, hasta empeñar la nación y vender el oro para defenderse de esa cruenta guerra. Muchos de los dineros del pueblo se encuentra protegidos por los militares y demás camaradas, que fielmente obedecen a su pueblo y les cuidan su dinero en el exterior, haciéndonos el favor de tenerlo guardados en sus cuentas, tenemos mucho que agradecerles a esos hijos de chavez, que salen del país a comprar comida para traer a los que no tenemos, de verdad no hay palabras que pudieran dar con lo egregios que han sido estos protectores de la patria. Mal seriamos unos desagradecidos si no tuviéramos la conciencia de elegirles y por todo lo que hacen por nuestro país. Sobre todo han afrontado tantos peligros, de gente que ha intentado robarse dólares producto de la venta de petróleo,  y para colmo los culpan que están colocando dinero lavado del narcotráfico en el exterior, siendo este dinero tan transparente como lo es la explotación más grande que el mundo pudiera conocer de petróleo. Somos una gran potencia mundial y nadie puede decirnos lo contrario, porque hasta la ONU  nos ha premiado, en avances educativos y que logramos vencer la desnutrición de nuestros hijos, llegando a alcanzar niveles  de cero morbilidades que jamás algún país de esos que llaman potencia pudo conocer.  Esa gente que esta saqueando los abastos no es por hambre ni por cansancio, lo hace porque son estrategias revolucionarias que se están implementado para que, si en algún país sufriera alguna época de hiperinflación o hambruna supiera que hacer, y si necesita nuestra ayuda en cuando a gente que sale desbocada tras la comida, nosotros sabemos cómo controlar cuando un pueblo tiene hambre, creamos los pro y los contra para detener esa marea hambrienta. En algunos países le disparan a la gente, en mi país, respetuoso de los derechos humanos, jamás se les dispara a los ciudadanos y menos se le mete presos. Si hay uno que otro preso que quiso decirnos que la revolución no estaba marchando bien y que ellos querían estar allí en la cárcel, para hacer sus protestas encerrados, de esta manera no se les irrespetó su derecho a  protestar. Que hay gente que dice que andan disparándole a la gente que se molesto en una cola, que duro de 4 a 5 horas y cuando ya casi llegaba no alcanzó a comprar el producto, si protestas ya ellos saben a donde irán si alzan la voz. Nos preguntamos ¿Que será más fuerte? El hambre o el miedo. Y para despedirnos de este mar de felicidad que es mi país Venezuela potencia, les decimos no se preocupen maduro ha luchado mucho contra la guerra económica para darnos de comer, que él nos está educando toda vez que sale por la televisión, sudando la gota gorda con todo su gabinete, para trabajar por el país potencia que somos. Sigamos así como vamos que estamos alcanzando niéveles de crecimiento, que el mundo no había conocido de un país como el nuestro; Venezuela está pasando por el mejor momento de su historia, el tiempo en que llegó a la presidencia nuestro comandante supremo y eterno, no desmayemos de hambre que, ¿Que importa el hambre? Si tenemos patria. Que el legado de nuestro comandante supremo se está viendo por toda Venezuela, dándonos un saludo cada vez que no podemos llegar con una harina, o un kilo de caraotas a nuestros hogares, que eran unos de los platos más populares, que se conseguían en nuestra nación, nuestro comandante los desapareció, para evitar que engordáramos y los gases. Gracias miles mi querido comandante viva la robolución.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s