La falsedad de una democracia.

                Es una situación verdaderamente insostenible, los encargados de soslayar la voluntad de la gente lo saben, desean permanecer en el poder a un duro costo como ha sido las instituciones en el país. Nos cuesta trabajo entender y tragar esta falsa democracia a la que hemos sido obligados a soportar, no hay demostración de equidad ni consentimiento para con los ciudadanos. Usaron los votos como preservativo y luego fueron moviendo de sus cargos con grosera imposición a la gente, hasta lograr esa implosión en todos los estamentos que significo una democracia en Venezuela, ya no hay motivos para seguir con el antifaz, las palabras sin acciones se las llevo el viento y no deseamos seguir repitiendo ese círculo vicioso del que venimos andado una y otra vez, y cada vez que se nos ordene ir a celebrar comicios, en los que los elegidos son los menos preparados para los cargos. Razones miles, el cementerio y escombros en los que han transformado nuestro país, no podemos seguir permitiendo esta vulgar democracia que no le mejora la vida a nadie. Luego de haber sido espejo de democracia, pasamos a ser la nación más corrupta y delincuente que haya existido, la sensación que sentimos los que estamos dentro de esta cárcel,  que nos condeno la imposición autoritaria de un caudillo, sin principios ni estudios, que hizo del país un baúl donde muchos llegaron a coger los tesoros como que si fueran sus dueños; no hay realmente alguna razón para que estos bandidos sigan usurpando el suelo de Bolívar, ni de Miranda. Son hijos de la maldad y los sarcasmos en contra la pobreza de la gente. Mientras venimos con la zozobra que nos acompaña en la calle, nos damos cuenta que a mayores males se les suman y apilan muchos más,  para colmo si algo tuviera que pasar en el país, alguna revuelta de gente hambrienta, saquee los negocios donde se encuentra el poquito de comida que nos están dando, como alimentándonos de apoco, para que no engordemos. Ese control malvado que nos ha hecho descender de manera muy abrupta  y  dolorosa; cómo es posible que sigamos esperando algún momento para salir a la calle a decirle a los responsables que nos están matando de hambre y no es lo que nos merecemos los venezolanos, transformaron un país rico en una economía deprimente que no se puede sostenerse sobres su verdaderos cimientos, no sabemos ni vemos el desarrollo mentiros que repiten todos los días, ha sido una verdadera desgracia. No es concebible para un ser humano decente que estemos soportando este sometimiento sin que lancemos un grito de ¡ya basta! Que es lo que obliga a la gente a quedarse en sus casas sin pensar que esta mala situación no tiene culpables, si son todos los rojos, blancos y amarillos, culpables de que el país este tan flagelado por la miseria, fueron los elegidos del presente y del pasado tan culpables los unos y los otros. Venían acabando con el país y para poner la guinda al pastel, nos rematan con un bipolar con deseos espirituales de erigirse como el amo de Venezuela, y ser exaltado a lado de Bolívar como si fuera vergonzosamente comparable. Uno liberto cinco naciones, el otro nos condeno a la pobreza extrema derribo la institucionalidad acabando con la República, que tantos años de lucha nos había costado construir de la mano de nuestra democracia imperfecta, que suponíamos pulir y mejorar en la medida que se alcanzaran niveles educativos, que nos permitieran inyectarle gente preparada, mismos que se encargarían de sobrellevar la nación. Ahora nos encontramos en este callejón con la única salida posible como lo están anunciando mucha gente, de que esto debe estallar de una manera muy violenta y muy perniciosa para nuestro pueblo, que con esto menos conseguirá su comida, nuestra comida. Me parece irónico hablar de democracia e institucionalidad en una nación que se la está comiendo la inflación bárbaramente sin ni siquiera poder hacer algo para evitarlo, estamos de manos atadas ante los planes miserables a los que nos someten día tras día. Algunos dirán los pueblos tienen los gobernantes que se merecen, estamos seguros que mi país jamás quiso ni nadie en su sano juicio que esto pasara, que nos estamos sumergiendo en el fango prehistórico de un comunismo sin retorno, pues cada minuto u hora es a favor de esta corriente ideológica que somete a miles, para privilegiar  su entorno y esa es la gran verdad, que como  La Torre Eiffel no podemos dejar de reconocer, comida para algunos hambre para miles. Ya esta sopa está muy caliente para seguir esperando, llegó el momento donde los hombres son verdaderamente hombres y las mujeres son verdaderamente ellas, por nuestros hijos y nuestra familia. No hay motivo que justifique la permanencia de esta carroña democrática, adefesios de los menos agraciados por el estudio, que están matando de inanición a nuestro pueblo. Muchas Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s