#29JL Madres, ancianos y personas con discapacidad expuestos a los maltratos en Mercal de San Félix

Foto youtube

A las 10:00 de la mañana de este martes el Mercal (Mercado de Alimentos) de El Roble en San Félix estaba abarrotado de personas cuya única aspiración era llevar un poco de alimentos a sus hogares. La cola era reflejo de un suministro temporal cuasi urgente de leche, arroz y aceite, y rubros desaparecidos de los anaqueles de los supermercados, reseña Correo del Caroni.

Los compradores, quienes aguardaban desde las 5:00 de la mañana para adquirir los productos regulados, describen las dificultades de hacer el mercado hoy día.

“Si no compramos aquí, ¿cómo conseguimos los productos?”, relata María Tarazón, quien admite que su presupuesto no le alcanza para comprar en los supermercados privados y el poco alcance de la Misión Alimentación en su zona de residencia.

Cerca de la entrada del Mercal, un grupo de personas con discapacidades reclamaba su derecho a comprar bajo el sistema preferencial conforme a la ley. María Marín, de la tercera edad y que sufre de artrosis severa, afirmó haber estado en la cola desde las 4:00 de la mañana: “yo no tengo carnet de incapacitado y por eso no me dejan entrar. Me dijeron que pasaba cuando pasara todo el mundo”.

La falta de atención preferencial, la presencia de “bachaqueros” y, especialmente, el privilegio otorgado por los funcionarios a familiares, amigos y allegados a la hora de adquirir alimentos fueron las quejas más frecuentes al consultar sobre las fallas del sistema de ingreso al establecimiento.

Paralelamente, en el Mercal ubicado en el centro de San Félix, un panorama parecido se desenvolvía ante la llegada de los mismos productos. “Llegué a las 4:00 de la mañana y ya no hay número (…) Ahorita llega cualquiera muy acomodadito y lo dejan pasar”, señaló Jessica Medina, una de las madres que se encontraba con sus hijos y esperaba poder conseguir leche para alimentarlos.

Carentes de cualquier tipo de orden por parte de los funcionarios de la red estatal, los “listeros” se han tomado la tarea de organizar y vender el derecho a un puesto para la compra de los alimentos, el cual varía dependiendo de los artículos disponibles en el día, añadiendo un gasto más a las personas que acuden a estos organismos por los precios bajos que les ofrecen, al ser parte de una ayuda social del Estado.

Mercal, que surgió como una iniciativa del gobierno en 2003 para la comercialización de alimentos a precios accesibles, no escapa a la realidad social y económica del país. El precario seguimiento y control de sus funciones se evidencia en la desorganización de sus labores, perjudicando a los usuarios que más necesitan de estos establecimientos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s