#23JL La odisea de comer en Venezuela por @NituPerez Nitu Pérez Osuna

Un desayuno “hecho en casa” en Venezuela,  se ha convertido en algo sumamente costoso,  ni idea cuanto puede costar en la calle. Veamos: Un huevo cuesta 27 Bs. y si son dos, 54 Bs.. ¿Cuánto se puede pagar por un kilo de harina para las arepas?  No lo se ya que tengo mucho tiempo que no la consigo, pero me dicen que en la redoma de Petare, al este de la capital, y a la luz de todos los que por allí transitan incluyendo autoridades civiles y militares, así como funcionarios de los cuerpos de seguridad policiales se puede adquirir a los buhoneros o bachaqueros hasta en 80 Bs. el kilo cuando su precio regulado no debe exceder de los 20 Bs.  Allí (en los puestos de la llamada economía informal) no llega el SENIAT, organismo que recauda impuestos y multa a todo el mundo menos a estos señores, que juegan con el hambre del venezolano.

A falta de arepas, bueno es el pan; el de sandwich cuesta casi 200 Bs. el paquete. La lata de 360 gramos de mantequilla vale 468 Bs., producto que utilizo no solo para untar al pan, sino también para freír los huevos porque hace tiempo que brilla por su ausencia el aceite que me gusta. Una mermelada o jalea  barata tiene como precio justo mas de 500 Bs. los 360 gramos, pero las hay de más de 3 mil Bs., 100 gramos de queso blanco -el que encuentre- puede costar 54 Bs. Finalmente por el cafecito, si lo consigue, debe pagar hasta 118 Bs. el medio kilo y la leche, si hay, no baja de 122 Bs. la lata de un kilo a pesar de estar regulada a Bs. 68.  Saque usted la cuenta, amigo lector, y si su familia tiene 5 integrantes, multiplique.

Para quienes producen en dólares estos precios, si duda son muy económicos, pero en Venezuela se produce en bolívares y hay que hacer magia para sortear la inflación que ha convertido al salario en sal y agua. En las interminables colas que debemos hacer para todo, ya escuchamos repetidamente “si desayuno, no almuerzo y si almuerzo no ceno. Los tres  golpes se acabaron y ni perrarina se consigue… las mascotas también se quejan”.

Aquellos que leen esta columna en el exterior, gracias a las páginas web que la publican, les doy este detalle. Un kilo de papa en Venezuela  cuesta mas que un salario mínimo diario. La semana pasada el kilo de este rubro alcanzó hasta los 390 bolívares en algunas cadenas de expendios  de alimentos, lo que casi dobla el salario mínimo diario que se ubica -según decreto del ejecutivo- en 224 bolívares.  Para explicarlo mejor le contaré que las lentejas tan buscadas como sustituto de la carne, alcanzó los 500 bolívares por kilo en Caracas, pero si las quiere comprar en los estados fronterizos del país, tendrá que pagar 800 por kilo. ¡Esto no se aguanta más!

En medio de este escenario desolador donde la escasez, inflación e inseguridad desbordadas nos tiene a todos contra la espada y la pared en Venezuela, el régimen de Maduro y la oposición ubicada en la MUD, se nos muestran desconectados de la realidad nacional, desprendidos de la angustia de los venezolanos. El tema central para ellos son unos comicios parlamentarios en los que nadie confía. El comentario generalizado es el fraude electrónico  que una vez más se gestará en esas elecciones y que a juicio de muchos, entre los que me incluyo, ya comenzó con las inhabilitaciones a dirigentes rebeldes de la oposición. Por cierto: ¿Quién se cogió los cesta tickets de alimentación de María Corina? Confiscar es robar e inhabilitar también.

pereznitu@gmail.com
@NituPerez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s