#18JL Venezolanos le dicen adiós a las parrillas entre panas

En un trabajo de investigación del portal Web Sumarium se pudo conocer las limitaciones que hoy viven los Venezolanos al momento de querer adquirir carnes rojas.

 Una parillita para el fin de semana, entre panas o en familia, quedó en el pasado o por lo menos ya no está al alcance de todos los bolsillos.

El deseo de disfrutar de este plato se cae al suelo solo al ver que un kilo de lomito cuesta Bs. 1.600. Claro, si corre con la suerte de encontrarlo. Pero si quiere “ahorrarse” algo de dinero y busca carne de primera también trendrá que desembolsar una fuerte suma, más de Bs. 1.000.

Y estos no son precios solo de Caracas: esta semana que termina, en los diferentes frigoríficos y carnicerías de toda Venezuela, la carne de primera cuesta Bs. 1.100 y en el mejor de los casos, con mucha suerte, Bs. 950.

Una parrilla también es complementada con chorizos, pollo y chuleta, y estos acompañantes que no pueden faltar también están por las nubes.

Con un salario mínimo de Bs. 7.421,67 solamente puede comprar cuatro kilos de lomito a 1.600. Usemos este ejemplo: si la carne es para una familia de cuatro personas puede rendir para cuatro almuerzos aproximadamente, pero ¿Qué pasará con el resto de los días del mes? Uff…

 Así que si usted gana sueldo mínimo, ni se le ocurra pensar en una parrilla porque tristemente lo único que conseguirá será hacer un desbarajuste en su presupuesto. A menos que la haga entre amigos y cada uno colabore con los ingredientes.

La carne tienen un precio “justo” de 250 bolívares el kilogramo. Entran los cortes de lomito, solomo de cuerito, chocozuela, pollo de res, pulpa negra, ganzo, muchacho redondo y muchacho cuadrado, según la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos, a través de la Providencia Administrativa N 052/2015 con fecha de 1 de junio de este año, pero la realidad es otra. Este rubro regulado no lo encontrará. A menos que quiera pasar un día entero haciendo cola en Abastos Bicentenarios, y si corre con la suerte de que haya el producto.

Para no ser tan pesimistas sacaremos la cuenta de una parrilla para unas cuatro o seis personas. Los precios varían casi todos los días, pero usaremos datos tomados de este jueves 16 de julio en uno de los tantos frigoríficos ubicados en el este de Caracas. La idea de este experimento es que se haga una idea de cuanto puede costarle este plato que poco a poco va desapareciendo de las mesas venezolanas.

1 kilo de lomito Bs. 1.6002 kilos de pollo Bs. 9101 kilo de chorizos 790

1 kilo de chuleta de cochino Bs. 890

1 kilo de morcillas Bs. 790

2 kilos de yuca Bs. 300

Para el pico de gallo Bs. 300

Un paquete de carbón sobre Bs. 250

Todo esto hace un total de Bs. 6.720. Sin colocar las respectivas bebidas ¡Es casi un sueldo mínimo!

“Ya no se puede hacer parrilla”

Alxander Domínguez y Nino Esttifeta

Ambos no pudieron evitar mostrar sus molestias ante el alto costo de la vida y coincidieron en que un encuentro entre panas para hacer la respectiva parrilla de fin de semana ya es muy difícil. “Eso sale muy costoso ya no se puede inventar: hacer una parrilla con ‘todos sus juguetes’ puede costar Bs. 20.000, y no para comer completo, sino para picar”. Domínguez fue sincero al comentar: “Yo ya no la hago porque la botella de ron también está cara a Bs. 2.500 y una parrilla sin bebida no es parrilla”.

sumarium
sumarium

Eliana Lovera

“El precio para hacer una parrilla depende la cantidad de gente: si es para 10 personas solamente en carne se pueden gastar como cinco mil bolívares sin colocar el resto de los acompañantes como son chorizos, ensalada, yuca. Ahora ya no se puede hacer parrilla. Tres bistecs pequeños me salieron en más de Bs. 550. El sueldo mínimo se quedó corto”.

Para hacer una parrilla hay que pensarlo hasta tres veces, ya que los precios están exorbitantes y cada día aumentan. Si planifica este plato para el próximo fin de semana lleve un poco más de dinero o de lo contrario tendrá que reducir la cantidad de lo que ya había programado. De todas maneras consulte los precios en unos tres establecimientos ya que en algunos son un poco más solidarios, aunque la diferencia no es mucha.

Mientras que la Sundde estable “precios justos”, la realidad en la calle es otra.

Pechuga con hueso sobre los Bs. 500, mientras milanesa Bs. 950. Crédito: Alex Urbina/ Sumarium.

El pollo entero supera los Bs. 400 el kilo. Crédito: Alex Urbina/ Sumarium.

La chuleta de cochino también está costosa Bs. 890. Crédito: Alex Urbina/ Sumarium.

Carbón desde Bs. 250 dependiendo del tamaño. Crédito: Alex Urbina/ Sumarium.

El kilo de chorizos y morcillas casi Bs. 800. Crédito: Alex Urbina/ Sumarium.

 

Anuncios

One thought on “#18JL Venezolanos le dicen adiós a las parrillas entre panas

  1. Viva la gevolucion, vale. Mientras esten los ” gevolucionarios” lavense bien las manos, si les queda agua, para chuparse los dedos. Buen provecho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s